Por definir si Peña acudirá a misa de inicio de pontificado: SRE. Con López Dóriga

11 de Marzo, 2013

    

El canciller José Antonio Meade dijo que la visita de Enrique Peña Nieto a Venezuela, durante los funerales del expresidente Hugo Chávez manda señal de cercanía desde el punto de vista humano y permite un abrazo solidario y acerca a México con la región.

    

Notimex

La visita de Enrique Peña Nieto a Venezuela, durante los funerales del expresidente Hugo Chávez, es de mucha perspectiva y manda señal de cercanía desde el punto de vista humano y permite un abrazo solidario de parte del gobierno en México al gobierno del pueblo de Venezuela.

Además de que permite refrendar la vocación centro y latinoamericana y desde esos puntos de vista, la presencia de Peña Nieto "fue agradecida, fue ponderada ante la dos instancias a nivel de gobierno y a nivel de la gente".

El canciller dijo que el hecho de que la región sienta cerca a México sobre todo en momentos difíciles como la pérdida de un jefe de Estado en funciones manda una señal que coincide con la que se mandó ya con su presencia en la Cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños con el primer encuentro de integración centroamericana y México, con su primera visita fuera a un país latinoamericano.

"Todo ello manda una señal muy clara de una vocación de México de estar cerca de Latinoamérica y que juntos construyamos un buen futuro".

Respecto a la sucesión papal, el funcionario confirmó que el Presidente recibió una invitación oficial para asistir a la misa de inicio de pontificado, pero su asistencia dependerá de la fecha en que se lleve a cabo tal ceremonia.

En este sentido, Mead Kuribreña dijo que se trata de una relación muy importante que tiene mucho que ver con el papel que tiene la iglesia, pero también desde el punto de vista de la coordinación que existe con la Santa Sede en muchos temas de agenda multilateral.

"Por ejemplo en la agenda vinculada con la paz, con seguridad internacional, con fortalecimiento de las Naciones Unidas, combate al terrorismo, participamos de la mano en defensa del medio ambiente, combate al crimen organizado, hay una agenda multilateral importante y la coordinación entre México y la Santa Sede ha sido en el pasado útil para que las agendas comunes tengan un buen avance", refirió.

Confirmó que se enviará al Vaticano la consideración del Senado de la República sobre la designación de Mariano Palacios Alcocer, como embajador de México en El Vaticano.

"Consideramos que el perfil de Mariano Palacios es muy adecuado, él fue legislador y jugó un papel muy relevante en el proceso legislativo que tuvo como consecuencia el restablecimiento de relaciones, es una gente conocedora es un embajador experimentado, lo fue de México en Portugal con una misión específica que llegó a buen fin de conseguir el voto de Portugal en temas que para México eran importantes vinculados con la Unión Europea y en donde tenía algunas dudas que el trabajo acertado de Mariano permitió que se superaran", recordó.

El funcionario dijo que todo ha sido ponderado por la Santa Sede en el proceso de otorgarle el beneplácito, y recordó que El Vaticano es una de las entidades internacionales no solo con una diplomacia muy antigua, sino que tiene una de las representaciones más grandes en el mundo y desde ahí mantiene relaciones con 179 países, participa en los órganos internacionales, en algunos como miembro y en algunos como observador pero es una sede diplomática importante.

El funcionario comentó que se trata de una buena representación pero que por el momento continua al frente de la embajada Federico Ling Altamirano, quien acompañaría al presidente de confirmar su visita a El Vaticano.

mej

Publicidad Google

Publicidad Google